El Día 8 de Octubre se celebra el Día Mundial de los Cuidados Paliativos.

El objetivo de la celebración de esta jornada es crear oportunidades de debate y diálogo de tal manera que se propicie compartir la necesidad de servicios específicos de cuidados paliativos en todo el mundo, así como aumentar la conciencia y la comprensión de las necesidades (a nivel médico, psicológico, social, técnico y espiritual) de las personas que viven con una enfermedad terminal que limita su vida y la de sus familias.

El lema de este año es “Vivir y morir con dolor, algo que no debería suceder

El dolor se puede presentar debido a la enfermedad, como consecuencia de algunos tratamientos o bien por situaciones de inmovilidad y fragilidad general. No debemos olvidar que el dolor es una experiencia individual que envuelve totalmente a la persona y a sus familias.

El dolor en las personas en Cuidados Paliativos representa aspectos relacionados con su condición humana (dimensiones personales, emocionales y relacionales) y va más allá de la mera sensación nociceptiva. Por lo tanto, el dolor tiene una naturaleza multidimensional que requiere de un modelo de intervención holístico y multifactorial que comprenda medidas farmacológicas, psicológicas, rehabilitadoras, sociales, espirituales, etc.

El dolor en las personas mayores es una realidad que no debemos nunca pasar por alto, convirtiéndose en uno de los elementos que más afecta a la calidad de vida de estas personas y de sus familias.

Desde ZAHARTZAROA nos sumamos a la celebración de esta jornada, deseando que se promueva la concienciación sobre la importancia del abordaje multidimensional específico del proceso de final de vida, la consideración del dolor como un quinto signo vital y el impulso de la investigación y el desarrollo de instrumentos de valoración del dolor, especialmente en personas con un deterioro cognitivo grave